#Resumen: XIV Reunión del Club de Lectura

Viernes 30 de Marzo – 19:00 hrs.

Libro del mes: La mística de la feminidad – Betty Friedan

Este mes nos reunimos a conversar en torno al libro Mística de la Feminidad, de Betty Friedman, centrándonos en los capítulos 1, 10, 12 y 14.

¿De qué se trata el libro?

La mística de la Feminidad, es un libro de 1964, que ha jugado un papel clave en el movimiento feminista de los ’70. Situándose en Estados Unidos, luego de haber conseguido el derecho a educación, a voto y a trabajo y luego de la reincorporación laboral de los hombres (después de las guerras mundiales), una gran cantidad de mujeres vuelven al ámbito privado, del quehacer doméstico, cuidado de hijxs y esposo.

Este libro nos habla del malestar que no tiene nombre, para las mujeres acomodadas estadounidenses, frente a las altas tazas de alcoholismo, depresión y suicidios, pese a su comodidad económica. Se identifica un sentimiento de vacío, aburrimiento e inutilidad. Por medio de la publicidad, de las tradiciones sociales y culturales, y las oportunidades laborales, se crea una mística de la feminidad, donde se le insta a las mujeres a completar una realización personal natural hacia el trabajo doméstico y de madresposa.

Capítulo 1: En un ambiente de matrimonios tempranos y alta natalidad, se explica la sensación de vacío, de “querer algo más”, que el mercado a su vez, utiliza para vender objetos que llenen el vacío que sentían, y que complejizaba las labores domésticas, creando a su vez mas necesidades de consumo, dentro de las mujeres.

Capítulo 10: No satisfechas con su vida, y sin embargo muy ocupadas, se infiere que las mujeres alargan sus tareas, con rituales que se expanden en tiempo y complejidad, transformando estos quehaceres en carreras a jornada completa, lo que la mística de la feminidad intensifica, al hacerlas sentir que ese era su papel, y que si en algún momento esos quehaceres eran totalmente terminados, se volverían innecesarias.

Se entrevista a mujeres amas de casa que se sentían resueltas, y como resultados, principalmente, se observa que el ejercicio de otras acciones profesionalizantes, académicas u ocupacionales, fuera del hogar, son la principal fuente de satisfacción de dichas entrevistadas,

Capítulo 12: En este capítulo, Friedan escribe sobre la pérdida de interés de las y los niños por la vida y su autonomía, que se refleja en una falta de identidad, lo que vendría de la mano con la escaza realización personal de la madre y las ganas de no dejar de ser necesaria. Esto, a su vez, reproduce la mística de la feminidad ya que la somnolencia de las niñas, las lleva a aspirar únicamente al matrimonio, deteniendo el desarrollo de una identidad personal.

Capítulo 14: Finalmente, Friedan propone un nuevo plan de vida para las mujeres, donde se consideren las tareas domésticas, como lo que son y no como una profesión, además de dejar de buscar la realización personal en el matrimonio y la maternidad, sino que buscando un trabajo significativo para ellas y que les permita usar su capacidad mental completa.

 

Reflexiones, discusiones y críticas en común en torno al libro

 

  • Reconocer el contexto histórico del libro: Es un feminismo blanco, de clase media – media alta, con acceso a una educación formal y con privilegios económicos. Como crítica importante que se dio en la reunión, es la necesidad de leer este libro desde una perspectiva crítica, considerando que esta situación descrita, afectaría mas a mujeres pobres o de raza, por ejemplo.

 

  • Dicotomía entre el trabajo asalariado y el trabajo doméstico: Identificamos una jerarquización que consideramos innecesaria entre ambos tipos trabajos (dependiente – doméstico), que proviene de una lógica capitalista, sobre cómo debemos funcionar. A cambio, abogamos por el poder de decisión, que va de la mano con el autoconocimiento y el saber qué es lo que queremos en nuestra vida.
  • Crítica al mercado y la redirección del consumo, desde una lógica de cubrir (y crear) necesidades de consumo, para optimizar y aumentar la complejidad de las labores domésticas, a redirigir los objetos de consumo, ligados a la vida pública.
  • Como una deuda del movimiento, en esta época, identificamos la imagen de “súper mujer”, a cargo del ámbito privado, público y del sistema reproductivo. Nos encontramos en un sistema donde, como forma de validación social, tenemos que funcionar perfectamente en todos los ámbitos de nuestra vida: buenas trabajadoras comprometidas con nuestros trabajos; casas limpias y ordenadas; cuidado a lxs hijxs; apetito sexual. Entendemos el desgaste que esto significa e identificamos en esta situación una desventaja.
  • Finalmente, consideramos que, en nuestro contexto latinoamericano, la educación es el propulsor para cumplir nuestra versión del “sueño americano”. La educación se ve como una manera de entregar la oportunidad de “ser algo más de lo que yo he sido”, por parte de lxs padres, lo que continúa con la reproducción de jerarquización por ocupación.

 

A continuación, les dejamos el video resumen de la reunión de marzo, sobre la Mística de la feminidad y les dejamos invitadísimxs a participar en la reunión del 28 de Abril, sobre el libro: Cuerpos de Mujeres, Sabiduría de Mujer de Christiane Northrup.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *